viernes, 12 de julio de 2013

La última página de mi diario


Querido blog:

Llevamos casi 5 años juntos. Cinco años, aunque no pueda paracerlo es mucho tiempo, más aún cuando en el momento que empiezas a escribir apenas tienes 13 años. Cinco años dan para mucho, y tú lo sabes. Hemos vivido muchas cosas el uno con el otro, y has sido mi apoyo y mi guardián tanto en las buenas como en las malas, ayudándome siempre a madurar. Estoy muy orgulloso de haber llegado hasta aquí contigo. Y me da pena haberte tenido abandonado estos últimos meses, te ruego que aceptes mis más sinceras disculpas.
Últimamente he decidido guardar esa parte de mis pensamientos para mí mismo, aunque suene egoísta y no queriendo sonar desagradecido. He tomado la decisión de dejar de centrar la mayor parte de apoyo en ti y en mí y contar con otros pilares, a priori, más sólidos. Después de todo eso es lo que siempre hemos buscado ¿no?. Poder apoyarnos en alguien sin tener miedo a caer, con la confianza de que sabremos afrontar lo que venga en caso de caída. Ha sido duro llegar hasta aquí, tú lo sabes mejor que yo, pero este año lo hemos conseguido. Por primera vez, en estos veloces y disipadores 18 años de existencia, la felicidad ha llegado a ser una forma de vida y no un estado anímico. No podrías hacerte una idea del mundo que hay ahí fuera. No se trata de ese mundo que siempre habíamos creído, ese mundo que nos hacía ser malas personas. Un mundo dominado por la represión, un mundo podrido y que nos condena siempre al fracaso, lleno de egoísmo e hipocresía, no. Me he dado cuenta de que siempre estuvimos profundamente equivocados, era ese miedo a vivir el que nos había estado cegando durante todo este tiempo. Créeme que el mundo nunca ha sido tan oscuro como siempre lo hemos pintado. Este sitio no es lugar perfecto, pero precisa en su medida una dosis de entendimiento que le haga ser capaz de mostrar su verdadera belleza. ¡La belleza de este mundo! ¿No puedes entenderlo?. Creo que por fin entiendo al mundo. Por fin puedo levantarme y comprender por qué las personas actúan del modo que actúan, por qué ese miedo las mantiene ciegas y cual es la razón por la que cada uno ocupa su lugar correspondiente. Lo veo claro, nunca había estado tan seguro de algo.
Creo que esta enorme felicidad ha logrado abrirme los ojos. Es cierto que de los errores aprendemos, pero lo que podemos esperar de los aciertos no es menos.
Hace 5 años que escribí mi primera entrada en esta página. Puedo recordar que era una entrada que denunciaba cruelmente la hipocresía de las personas y elogiaba a aquella gente que, bienaventurada, conseguía penetrar en los corazones de los más desvalidos y faltos de apoyo. Aquel niño indefenso de 13 años, inexperto, inmaduro. golpeado por su infantil vida y sus falsos sentimientos amorosos, encerrado en sus deprimentes canciones, en realidad, nunca creyó en esa clase de personas. Nunca creyó que fuera capaz de encontrar un entorno en el que sentirse perfectamente feliz, aquello no era más que una ilusión que apenas sus dedos podían rozar. Sin apenas darse cuenta, aquel muchacho se ha convertido en otro no menos inmaduro que ha aprendido, con trabajo y esfuerzo, a amar su vida. Ha aprendido a ser uno más, a adaptarse a la multitud siendo, a la vez, diferente al resto. A dar un enfoque optimista a esta realidad que, con todos su defectos, nos ha sido dada.
A decir verdad, a pesar de todo el tiempo pasado, aquel chico sigue sintiendose un niño pequeño, tal vez con algo más de experiencia, que aspira a convertirse en un gran adulto. Yo confio en que lo consiga, pues este niño al fin, ha conseguido curarse.
Después de todo lo que hemos pasado, por fin, he llegado al final del túnel. Al final de mi trazada.
Claro que me apena dejar de desahogarme aquí pero creo que, por ahora, es lo mejor. Quiero darle otro enfoque a esto, ¿sabes?. Quiero hacer algo que siempre he querido hacer y que rara vez me he sentido capaz de probar. Quiero crear historias, contar relatos que yo pueda inventar y dejar a un lado las mustias entradas que sólo entendemos tú y yo, todo con tu ayuda claro, eres un gran público. Si quiero hacerme un hueco en este lugar que llamamos mundo tenemos que crear cosas, no podemos quedarnos quietos y hacer lo que todo el mundo piensa que vamos a hacer. Necesitamos volcarnos en algo que se nos dé francamente bien y explotar esa capacidad.
De esta forma, y con todos los aspectos de mi vida pretendería hacer lo mismo. Es posible que esto sea una declaración. Aquel muchacho quiere abandonar esta etapa de su vida. Ansía volver a encontrar esa moticación que le ha hecho sentir tan feliz alguna vez. Ansía madurar y romper barreras, accionar esa voluntad de poder. Es lo que dictamina su existencia

No me estoy despidiendo de ti en absoluto, es sólo que tantos recuerdos merecen estar mejor guardados en otro lugar. ¿Sabes? Creo fielmente que esta es la manera de conseguir la felicidad, ¿tú no lo crees?. Si ha funcionado una vez, ¿por qué no iba a volver a funcionar?. Descubrir "el porqué de mi existencia" sé que está próximo y cuando encuentre la respuesta te prometo que serás el primero en saberlo. Es la hora de dar una vuelta a la página. Tenemos mucho por ganar y casi nada que perder. 

No quiero ser nada más que lo que estado intentando ser últimamente.


1 comentario:

  1. Amigo estare esperandote, para saber mas de ti, creelo no es el fin de tu existencia

    ResponderEliminar